¿Cómo funciona la seguridad del correo electrónico?

¿Cómo funciona la seguridad del correo electrónico?

mayo 1, 2022 0 Por admin


El correo electrónico fue creado para facilitar la comunicación entre las personas. Pero no fue diseñado para garantizar la seguridad de los datos. A pesar de ello, el correo electrónico siempre ha sido muy utilizado para compartir datos sensibles, especialmente en el caso de las empresas. Aquí es donde la seguridad del correo electrónico gana importancia.

Es común que las empresas compartan datos confidenciales de clientes, empleados y proyectos por correo electrónico. Otros ejemplos comunes son el pago de facturas que se reciben por correo electrónico e incluso el envío de contraseñas y credenciales, lo cual es poco recomendable y mucho menos seguro.

Obviamente, los piratas informáticos saben todo esto y se aprovechan de la situación. Por lo tanto, para protegerse, debe comprender qué es la seguridad del correo electrónico, los mitos que rodean al tema y, sobre todo, cómo funciona la protección del correo electrónico. Hablaremos más sobre eso en este artículo. Manténganse al tanto.

Antes de profundizar en el tema de la seguridad del correo electrónico, es importante comprender cómo funciona el proceso de envío de correos electrónicos y la estructura básica de un correo electrónico. De esa forma, es más fácil reconocer los puntos de vulnerabilidad y ver cómo los ciberdelincuentes explotan el correo electrónico.

Para comprender la estructura del correo electrónico, nos gusta mucho la comparación entre un correo electrónico y una carta. Simplifica la comprensión ya que tanto una carta como un correo electrónico tienen los siguientes elementos básicos:

  • Sobre, que contiene información sobre el remitente y el destinatario.
  • Encabezado, con diferente información, como fecha, dirección y nombre del remitente, dirección y nombre del destinatario y asunto.
  • Cuerpo, que es el propio mensaje seguido de la firma del remitente.

Ciertamente, un correo electrónico es mucho más complejo que una carta. Tiene otros elementos y características que despiertan aún más el interés de los delincuentes, como la posibilidad de adjuntar archivos y enviar enlaces.

Por ahora, es importante saber que los piratas falsifican y explotan cada uno de estos elementos básicos del correo electrónico para engañar, persuadir y jugar con sus víctimas.

Puede que no lo parezca, pero el proceso de envío de correos electrónicos tiene tantos pasos como el envío de cartas. Cuando envía un correo electrónico, su mensaje generalmente pasa por una serie de máquinas o servidores hasta que se entrega al destinatario.

Es como una carta que depende de varias personas y viaja a través de varias oficinas de correos, ubicadas en diferentes lugares, hasta que llega al destinatario.

Una tecnología llamada SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) se encarga de transportar el correo electrónico, mientras que las tecnologías POP3 e IMAP se encargan de entregarlo. Pero no se equivoque. Este es un proceso complejo y, a veces, largo que a menudo explotan los ciberdelincuentes.

Las amenazas de correo electrónico aprovechan las vulnerabilidades tecnológicas y humanas. En la práctica, para engañar a las personas, los piratas informáticos utilizan técnicas de suplantación de identidad para falsificar una dirección de correo electrónico y también utilizan la ingeniería social para hacerse pasar por una marca.

En otras palabras, los delincuentes explotan la tecnología y el factor humano al mismo tiempo. De hecho, el factor humano es conocido como el eslabón más débil de la cadena de seguridad de la información, debido a la dificultad de control y la imprevisibilidad.

A continuación, presentaremos técnicas y amenazas de correo electrónico comunes.

La suplantación de identidad se refiere a la falsificación de nombres y direcciones de personas, correos electrónicos y sitios web. Esta es una técnica ampliamente utilizada en amenazas de correo electrónico, como phishing y spam. Cuando se utiliza la suplantación de identidad, el hacker intenta hacerse pasar por una persona o empresa que usted conoce.

La ingeniería social es una amenaza que permite al hacker engañar y persuadir a la gente. Por ejemplo, antes de enviar un correo malicioso a su empresa, el ciberdelincuente buscará saber a qué se dedica su empresa, con qué otras empresas se relaciona y quiénes son sus empleados.

La suplantación de identidad es la capacidad del hacker de asumir la identidad de otra persona. Imagine que alguien se hace pasar por un alto ejecutivo de su empresa para enviar correos electrónicos maliciosos al departamento de finanzas solicitando el pago de una factura.

Comprometer cuentas de correo electrónico es una especie de secuestro. Es posible que su empresa haya sido infectada con malware que luego dio acceso al buzón del director general. En este caso, el hacker podría leer y enviar correos electrónicos como si fuera el CEO. Este tipo de estafa se llama BEC (Business Email Compromise).

Su dominio y servidor de correo electrónico también pueden ser secuestrados por piratas informáticos. Tras hackear tu servidor con algún tipo de malware, los ciberdelincuentes tendrán acceso a toda la información que viaja por tu red de correo electrónico. Además, podrán usar su dominio para estafar a empleados, clientes y socios.

Ahora que ha aprendido un poco más sobre las formas en que se explota el correo electrónico, hablemos sobre el phishing para comprender mejor los ataques de correo electrónico en la práctica.

El phishing es el ciberdelito con mayor número de víctimas en el mundo, según datos del FBI. La estafa de phishing ocurre cuando el pirata informático utiliza la suplantación de identidad, la ingeniería social, la suplantación de identidad y otros mecanismos para robar datos u obtener acceso a máquinas y sistemas.

Primero, el hacker necesita identificar a su víctima, que puede ser una persona o una empresa. En esta etapa, el ciberdelincuente recopilará la mayor cantidad de información posible sobre usted y su negocio.

En este paso, el ciberdelincuente intentará hacerse pasar por alguien que usted y su empresa ya conocen y con quien trabajan, como un proveedor de servicios. Para hacer esto, creará un correo electrónico malicioso que se parece mucho al correo electrónico legítimo de su pareja.

En el último paso, el delincuente busca, a través de una serie de correos electrónicos, crear un vínculo de confianza con la víctima, quien es un empleado de su empresa. Al final, persuadirá a la víctima para que realice alguna acción, como enviar dinero o compartir datos confidenciales.

El gran desafío con la seguridad del correo electrónico es que los delincuentes se vuelven cada día más inteligentes. Siempre están desarrollando nuevas formas de piratear. Para mantenerse a salvo, debe comprender cómo protegerse.

La operación de seguridad del correo electrónico requiere, necesariamente, la adopción de soluciones de protección de correo electrónico y la inversión en la educación de los empleados de la empresa. En otras palabras, su negocio necesita usar tecnología de seguridad avanzada y su equipo necesita aprender a reconocer amenazas, mitigando riesgos.

Hablemos ahora de 2 soluciones de seguridad de correo electrónico importantes y esenciales.

Secure Email Gateway (SEG) es una solución de ciberseguridad que actúa como una barrera para bloquear las amenazas de correo electrónico. Es decir, cuando se envían correos electrónicos maliciosos a su empresa, el SEG debe detectarlos, evitando que la amenaza llegue a sus buzones.

Para cumplir con su función, SEG utiliza diferentes mecanismos y tecnologías, como filtros de spam, listas de reputación de IP y direcciones, detección de anomalías, herramientas antivirus y, sobre todo, inteligencia artificial.

DMARC (Informes y conformidad de autenticación de mensajes basados ​​en dominio) es un protocolo y mecanismo de autenticación de correo electrónico. Básicamente, DMARC estandariza la forma en que se escanean y verifican los correos electrónicos.

Es decir, DMARC dice si un correo electrónico es legítimo o no. De esta manera, evita que los piratas informáticos utilicen el dominio de su empresa para cometer estafas y fraudes.

Los correos electrónicos son una de las formas más fáciles de comunicarse. Sin embargo, los ciberdelincuentes también los utilizan como cebo para robar datos, propagar malware y piratear empresas. Por lo tanto, siempre es necesario estar por delante de los delincuentes.

La adopción de diferentes soluciones de seguridad de correo electrónico, como las mencionadas en este artículo, y la capacitación de concientización sobre las estafas y amenazas en Internet lo ayudarán significativamente a mantener su empresa y sus datos seguros.